La caja de Pandora de Libra. 7 cosas que no quieres que el mundo sepa de ti

La caja de Pandora de Libra. 7 cosas que no quieres que el mundo sepa de ti

La caja de Pandora de Libra 

Libra como todos tienes tú secretillos lo sabes y los guardas en tu caja de Pandora y sabes qué cuando abres la caja puede pasar cualquier cosa, habitualmente algún que otro desastre. Generalmente eres una persona encantadora, pero si te pillan en horas bajas pueden suceder cosas como estas que te cuento.

Libra, 7 cosas que no quieres que el mundo sepa de ti

1.- Detestas la soledad

No has nacido para estar solo. Detestas la soledad, a pesar de que te gusta tener tu propio espacio personal bien delimitado. Esto te lleva a enamorarte con bastante facilidad, claro eres del elemento aire, vas a la velocidad del rayo, te enamoras del amor y eso que puede llevar acometer acciones demasiado precipitadas que luego puedes lamentar. Después de todo, no sería la primera vez que siguieras un impulso creyendo que estás irremediablemente enamorado de alguien, te enrollas y luego, de alguna manera, todo termina embrollándose y convirtiéndose en una relación muy difícil.

2.- Tardas una eternidad en tomar decisiones

La vida tiene tantas posibilidades, tantas opciones y tú tienes una mente tan holística, con capacidad de ver todo desde la globalidad, que te resulta muy incómodo tener que decidirte por una cosa u otra. Incluso enfrentándote a los problemas, como eres capaz de ponerte en la situación de las dos partes, eres incapaz de tomar una posición determinada y Libra, reconócelo, no se puede beber de dos aguas a la vez, o una u otra, pero no las dos, por eso a veces pareces cobarde y ambiguo al no decantarte por un lado u otro de la moneda.

3.- Una frase que te va como anillo al dedo es “para disfrutar de la flor hay que amar las espinas”

Y Libra, sí, tú eres una flor y hueles muy bien, eres bella, eres hermosa, eres elegante, eres diplomática… hasta que dejas de serlo. Entonces puedes convertirte en la niña del exorcista en cero coma y dejar bien clarito qué es lo que se esconde detrás de la rosa: con toda seguridad un carácter fuerte, a veces un poco prepotente, obstinado y con una buena dosis de hierro debajo de ese guante de plata. Lo sabes ¿verdad? Aún así, te costará admitirlo, lo sé.

4.- Un poco perezoso

Especialmente si hay algo que no te motiva, el aburrimiento y la pereza hacen presa en ti y te va a costar la vida mismo el hacer frente a tus responsabilidades y compromisos. Esto puede convertirse en tu talón de Aquiles, especialmente en tus estudios y trabajo, si las tareas que tienes para realizar no son de tu entero interés y claro, pasa lo que pasa en esos casos, te falta la energía, te falta el compromiso y comienzan los problemas.

5.-Sabes que las ranas terminan quemándose ¿verdad?

Pues sí. Puedes terminar como la rana del cuento, qué tanto tratas de aclimatarte, de equilibrar, de ser diplomático, de no meterte en líos y en embrollos, que para cuando te vas a dar cuenta hay personas que están abusando de tu confianza, mucho no, muchísimo. Y claro no te has dado cuenta hasta que ya es demasiado tarde. Vas a tener que aprender a saltar antes de la olla para no terminar quemándote.

6.- Cuidado, puedes convertirte en una persona dependiente

Reconócelo, las situaciones duras de la vida no están hechas para ti. Y sin embargo, te ha tocado transitar por muchas de ellas afrontándolas, no sin dolor. Sin embargo, debido a tu naturaleza cálida y dúctil, puedes dejar de hacer valer tus propios derechos y dejar que otros tomen las riendas por ti. Si tu pareja es muy dominante, puedes terminar siendo una persona dependiente de él o ella, más que nada por su carácter impositivo y tú tendencia hacer flexible y adaptable.

7.- Y aquí es cuando la mentira aparece

En su intento de ser tan políticamente correcto y en tus ganas de quedar bien con todo el mundo, puedes tener tendencia a recurrir a las mentirijillas blancas para evitar embrollos o evitar causar daño irremediable con una verdad dolorosa a otra persona. Prefieres evitarlo en la medida de lo posible y eso terminas pagándolo caro ¿a que sí?. Libra, tienes que entender esto: una verdad dolorosa te cuesta un disgusto grande. Una mentira blanca te cuesta mil disgustos pequeños y al final uno grande. ¡Tú eliges!

Quizás te interese: La ficha técnica de Libra

Si no quieres perderte todo lo que voy a contarte sobre los Libra en su mes, suscríbete a nuestro canal de Telegram para no perderte nada:

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies