Superluna llena en Sagitario, 14 de Junio de 2022

Superluna llena en Sagitario, 14 de Junio de 2022

El martes 14 de junio tenemos el plenilunio, la luna llena en el signo de Sagitario, que para el hemisferio norte es la luna de fresa y para el hemisferio sur es la luna fría o luna de las noches largas, que coincide con el solsticio de verano e invierno respectivamente.

Es una luna que se da en perigeo, esto quiere decir que hay una corta distancia entre nosotros y el satélite lunar y por eso la vamos a ver más grande, más luminosa y es por eso que también tiene la denominación de superluna. 

En el hemisferio norte se llama superluna de fresa porque coincide precisamente con la época de la recolección de la fresa. 

Luna llena en Sagitario

Sagitario es un signo de fuego, concretamente el tercer signo de fuego y tiene un gran potencial de energía, con muchas ganas de pasar a la acción, de renovarse, de reinventarse; es una luna muy sincera, muy honesta, van a soltar la verdad caiga como caiga y guste a quien guste, no la van a maquillar con florituras, es una verdad que se va a decir tal cual es.

Es un momento para expresar entusiasmo, para ser muy expresivo, para poner pasión en lo que se hace y no solamente para trabajar en lo que ya tenemos entre manos, sino para descubrir la amplia gama de posibilidades futuras a la que podemos acceder. Además es una luna que nos va a dar mucha fortaleza, mucha energía para llevar a cabo nuestros objetivos y el cumplimiento de nuestras metas, es una luna muy espontánea, muy entusiasta, muy espiritual, también muy idealista, con firmes convicciones filosóficas que si lo llevamos con intensidad y apasionamiento podemos caer incluso en la arrogancia y el fanatismo, sin embargo, es una luna positiva, alegre, a la que le encanta salir, moverse, viajar, estar al aire  libre, le encanta descubrir nuevos horizontes, explorarlos, conocer nueva gente, etcétera. 

Júpiter nos echa una mano

Además Sagitario, que está regido por Júpiter y Júpiter a su vez es el planeta de la buena suerte, nos ayuda a expandirnos, por tanto vamos a tener la energía en los niveles más altos y en consecuencia, todo aquello que planifiquemos entorno está Luna tiene todas las papeletas para que llegue a buen puerto y salga bien. Los signos de Leo y Aries van a sentir que están como muy cargados de energía y los signos de cáncer y Piscis renovarán sus emociones, se sentirán mucho más optimistas y animados.

Hora de Cosechar

En todo caso y como en todas las lunas llenas, las emociones están más a flor de piel. Es un periodo muy propicio para expresarse a través de la creatividad y es una luna de conclusión, es decir, de cosecha, dónde podemos estar recogiendo los resultados, los frutos de todo lo que hayamos hecho y trabajado a lo largo de todo el ciclo.

Una luna llena favorece la planificación, la reorganización, las compraventas, las reuniones sociales, todo lo relativo a los negocios, ya que Júpiter va a darnos un empuje importante y va potenciar todo lo relativo al trabajo, estudios, planes, negocios, etcétera.

Sin embargo, ese exceso de actividad si no se modera con un poco de descanso y equilibrio, nuestro organismo puede sentirse desbordado y no será inusual que a lo mejor tengamos mayor frecuencia en las migrañas, dolores de cabeza, músculos, la sangre está más fluida y por tanto puede haber mayores riesgos de hemorragia, etcétera. Las partes del cuerpo que están asociadas a Sagitario son los músculos, los muslos, los nervios, las arterias y si estamos trabajando en este sentido en plan preventivo y curativo, todo lo que hagamos tendrá un efecto doblemente benéfico.

Es una luna que nos conecta, como ya se dijo, con la verdad y por tanto nos va a empujar a dejar a un lado la idealización, los engaños, los autoengaños y nos va a llevar a ver la realidad, lo que hay de auténtico en una situación o en una relación, con otra persona, a su vez nos invita a que profundicemos por ejemplo en el análisis de proyectos que tengamos entre manos, gestiones, negociaciones, hay que ir a lo profundo para conectarnos con la autenticidad de la información que estemos manejando. 

Los tránsitos más importantes

Está luna está haciendo una cuadratura a Neptuno, que actualmente se encuentra transitando por el signo de Piscis, y la tendencia natural es el hallar una cierta dificultad a la hora de separar los hechos que se nos muestran por el frente, nuestra imaginación va a tener la tendencia de sumirnos en la confusión, en la indecisión, nos va a costar enfrentarnos a la realidad y todavía vamos a querer ajustar esa realidad a lo que para nosotros, en este momento, es emocionalmente tolerable. Por poner un ejemplo, si te cuesta aceptar la realidad en el medio en el que vives, posiblemente utilices medios o herramientas para anestesiarte a ti mismo y escaparte de la realidad, a lo mejor pues volcándote mas en las redes sociales o maratoneando series en la televisión o leyendo libros y escapándote a tu refugio interior, porque además es que esta luna cae en la casa 4 qué es la casa de la familia, la interiorización, entonces no sería nada inusual que tengas esa tendencia, que además Piscis también tiene esa tendencia de escaparse, de retraerse hacia el interior y encapsularse creando su propio oasis personal.

Somos vulnerables a los engaños, a las traiciones o también al autoengaño, porque no somos realistas en cuanto a nuestros objetivos, nuestras ambiciones y tal vez hayamos puesto la mirada en metas que están fuera de nuestro alcance.

Hay que poner cuidado con esto porque obviamente al no alcanzarlas porque nos hemos pasado en la dimensión o en la sobreestimación, luego viene la frustración al no alcanzar esos objetivos.

También puede haber conflictos si no somos lo suficientemente claros a la hora de expresarnos y dejamos que los malos entendidos campen a sus anchas, hay que hacer un esfuerzo para establecer comunicaciones abiertas, claras, sinceras, objetivas, etcétera.

El punto de control lo vamos a establecer con el sextil que hace la luna a Saturno. Saturno es el señor del karma, entonces nuestras emociones están presentes, somos sensibles, es verdad, pero Saturno no nos va a dejar que nos dejemos arrastrar por esas emociones, nos va a invitar a razonar, a usar el intelecto a limitar la tendencia de Neptuno a escaparse de la realidad y a idealizar situaciones, personas o cosas y nos va a empujar, más si cabe, a poner más los pies en la tierra para analizar las situaciones en profundidad y de esa forma poder resolver los problemas sin complicarnos en exceso la existencia. Nos agrega ese puntito de seriedad, de responsabilidad, de querer ser útil también y ayudar a los demás.

Es un momento ideal para poner nuestros talentos al servicio de los demás y especialmente en las comunicaciones, que nos pueden abrir muchas puertas, sobre todo en el mundo laboral. Es un muy buen momento para negociar, para comerciar y sobre todo para dialogar, pero desde la resiliencia y la honestidad. 

Durante este período, algunos nativos de los signos Fijos -Acuario, Leo, Tauro y Escorpio- deberán armarse de mucha paciencia y ser perseverantes en pos del logro de sus objetivos y si las cosas no van por donde deseamos, debemos tener la flexibilidad necesaria para reorganizarlas de forma diferente.

En el amor y las relaciones

Venus sigue en tauro y favorecerá especialmente a los nativos de Tauro, Capricornio y Virgo. Estos signos pueden vivir momentos muy bellos en el plano amoroso pero además tendrán capacidad para atraer momentos lindos en lo social, familiar o incluso a la hora de expresar su creatividad ya sea en trabajo o en actividades financieras. o inmobiliarias. Buen omento también para formalizar compromisos, citas románticas o encuentros agradables.

Los signos de Escorpio, Leo y Acuario lo tienen algo más complicado, Venus ejerce una influencia sobre ellos algo adversa y se puede traducir en inestabilidad amorosa, falta de entendimiento con sus afectos e incluso, por influencia también de Urano en tensión, pueden llegar a separaciones, distanciamientos o rupturas. Puede haber faltar de armonía que traspase los asuntos del corazón y afecte a trabajo, estudios, negocios, acuerdos etc.

Resumiendo

Es un muy buen momento para:

  • Ampliar nuestros horizontes con otras ideas, otras visiones, otros enfoques.
  • Revisar objetivos, para reflexionar todo lo que hemos hecho desde la última luna nueva en Sagitario que se dio en diciembre, además como un eclipse, ahora es la culminación y tenemos la oportunidad de revisar si hemos alcanzado nuestros objetivos marcados y hacer una recanalización de objetivos ,caso de no haberlo logrado.
  • Revisar nuestros propios planteamientos personales, de qué forma estamos expresando nuestra propia voz personal en torno al mundo que nos rodea y para darnos cuenta de si nuestros actos, nuestros pensamientos y sentimientos, están enfocados a manifestar lo que realmente deseamos. Es una oportunidad para asentar todo esto y para sentirnos también más livianos, porque cuando nos conectamos con nuestra verdad, pues evidentemente soltamos lastres y nos sentimos más ligeros.

Únete a nuestro canal de Telegram


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies